El Católico Cotidiano

...que nadie se sorprenda

Una presentación poco sorprendente                                   


Presentamos esta sección, destinada a no sorprender a nadie. Simplemente nos ocuparemos de peripecias -propias y ajenas- de católicos de a pie, que a raíz de la extravagante exquisitez de querer profesar y practicar su religión integralmente, se vieron confrontados con los Dueños de la Pelota, es decir, alegres clérigos y laicos comprometidos, que en el mejor de los espíritus dialogantes, les enseñaron todas las enseñanzas maravillosas del aggionarmento, a sangre y fuego...

Que nadie se sorprenda, pues, de estas  anécdotas de la Primavera de la Iglesia...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada